martes, 1 de septiembre de 2015

ME CONFIESO: MERECÉIS SABERLO

La foto me la hizo María Sanz de Ms. Eclat <3









Lo confieso: no sé si voy a seguir con el blog. O sea, sí, mi intención es seguir de alguna manera pero cuando encuentre la fórmula que me apetece ahora. No voy a cerrarlo ni a ponerlo en modo abandono pero tampoco os puedo prometer que todas las semanas haya posts ni siquiera que haya sólo uno. Es la verdad y oye, no os voy a engañar, merecéis conocer mis intenciones.

El blog tiene 1 año y durante este tiempo he escrito muy a gusto, pero las personas cambiamos y nuestros blogs, como extensión nuestra que son, cambian con nosotras, o deberían hacerlo si queremos ser auténticos. Y Habitación Lavanda como mi extensión online que es, quiero que sea un espacio auténtico donde básicamente haga lo que me dé la gana, siempre siendo sincera y cuidando a los lectores, claro. 

Porque sin lectores yo no me hubiera abierto un blog, vamos a ver, que cuando quiero escribir para mí ya lo hago sin compartirlo. Sois lo que le da sentido a toda esta movida. Saber que os gusta lo que escribo es lo que me hace perder un rato y apretar al botón de Publicar.

Pero por supuesto también tiene que llenarme a mí y tengo que estar cómoda aquí. Si no, apaga y vámonos. Y desde hace unos meses no tengo ganas de mover esto, al menos con la fórmula con la que empecé. Sigo pensando en una que sea lo que yo soy y necesito ahora pero necesito un poco más de tiempo y espacio. Por eso no cierro el blog. Siento que de alguna manera va a haber continuación y quiero que os enteréis cuando eso pase.

¿Sabes cuando sientes que has cambiado, cuando lo sientes interiormente, pero no sabes por qué ni cómo? 

Somos personas, estamos vivas y eso significa que estamos en continuo cambio, por lo que la impermanencia y la evolución son algo natural. Pero ¿sabes cuando llega ese momento en el que te das cuenta, eres consciente? No te sientes la misma que hace unos meses. Han pasado algunas cosas entre medio y de repente te apetece hacer otras cosas distintas e incluso tus certezas se han tambaleado. Y eso no es malo (familia, amigos, estoy genial, tranquis), pero si tengo unos lectores que esperan mis posts tengo que contárselo, no? ;)

Siento que mi cabeza-cuerpo-alma están puestos en otras cosas ahora, o que ahora les chirría un poco el tener un blog y hablar de lo que hablaba, no por nada, es mi momento actual.


Yo nunca he sido muy fan de exponerme mucho públicamente. Pero me encantan las posibilidades de Internet. Por eso compartir mi vida en redes sociales, proclamarla a los 4 vientos, tener un blog... son cosas que me atraen a la vez que me echan para atrás. Me da una vergüenza horrible que la gente que conozco en mi día a día lea mi blog y luego en persona me hable de él, es que no puedo! Que todo el pueblo sepa dónde he estado de vacaciones con mi chico. No me gusta que amigos lejanos a los que veo poquísimo se enteren de toda mi vida por Facebook y no tomando un café o yéndonos de cervezas o de fiesta que es lo que de verdad me gustaría. Que me esmere más en elegir el filtro de Instagram que le da el toque cool a la foto, que en saborear ese momento de verdad. Me da miedo darle a la gente que lee mi blog material emocional sobre mí con el que me puedan herir. 

Tampoco soy muy fan de dar consejos si no me los piden, ni de creerme que lo sé todo ni que tengo la verdad ni que voy de gurú de nada... Con lo eterna aprendiz que soy. Con lo profundamente imperfecta. Con mis errores, torpezas y cagadas monumentales. Por eso no me siento cómoda dando consejos en el blog. Siempre me pregunto en plan "¿pero quién soy yo para decirle a nadie cómo tiene que vivir su vida?"

Tampoco me gusta escribir cuando no me apetece, soy muy de seguir las energías y si mi cuerpo en algún momento no tiene la energía para escribir sobre tal tema, le hago caso. Hay que escribir cuando quieres y te sale, si no lo que te sale es inauténtico y forzado. Y para hacer las cosas así pues no.

Ahora mi cabeza está centrada en trabajar. Soy joven y lo necesito como el aire que respiro, ya sabéis. 

Y os doy estas explicaciones porque os las merecéis.

Así que, en resumen y para quien lea en diagonal: pongo un Pause indeterminado al blog esperando encontrar la fórmula acorde a mis necesidades ahora para volver a mi Habitación Lavanda siendo yo de verdad. 

Y por último y más importante

GRACIAS por leer y comentar :) <3


PD: Estoy genial, este chungo que me ha dado con el blog no responde a ningún problema en mi vida de ningún tipo, afortunadamente!

jueves, 16 de julio de 2015

LEER BLOGS NO SIRVE PARA NADA

Permitidme que empiece así de intenso el post de hoy. Obviamente es un título para llamar la atención, que necesita ser explicado y matizado, pero sí encierra una gran verdad para mí aunque no solo aplicable a la lectura de blogs, sino a la lectura de cualquier cosa en Internet.

Me estoy tomando un tiempo de detox de lectura en Internet. Mi Feedly está a reventar de blogs con contenidos que me interesan pero lo he dejado descansar por un tiempo indefinido (mientras me lo pida el cuerpo) y ahora estoy dedicándome simplemente a leer un ebook que me compré en Amazon, al cual tenía muchas ganas y que está siendo intenso y revelador. Pero vamos al tema.

Digo que leer blogs o leer cosas en Internet no sirve de nada, lo que suena como super fuerte pero tranquis, voy a explicarme.

Todos leemos todos los días cosas en Internet, yo la primera. Revisamos las redes sociales desde por la mañana, el email, periódicos digitales, blogs, etc. Vivimos rodeados de información que además se actualiza cada segundo, lo que nos convierte en una especie de esclavos de la novedad, de "estar al día". 

Leemos con rapidez y con avidez, sentados en la silla del escritorio deseando abrir una nueva pestaña cuanto antes y bucear en una cosa nueva que nos aportará con ella otra emoción instantánea y fugaz. Leemos en diagonal, intentando seleccionar la letra de entre los banners publicitarios que parpadean alrededor y con la prisa pegada al culo. Leemos por encima, desde el móvil y atendiendo a los whatsapps que nos entran cada dos por tres. 

En serio ¿nos enteramos de algo?

¿Nos enteramos bien?

¿Asimilamos la información?

¿Nos emocionamos con la información? ¿Sentimos algo?

¿Reflexionamos sobre ella para crearnos nuestra propia opinión?

(Me doy por respondida)


Y además de esto, muchas veces seguimos blogs o leemos revistas o vemos vídeos porque nos hablan de cosas para mejorar nuestra vida. Salud, bienestar, belleza, psicología, moda, cocina, decoración, jardinería [añade aquí el tema que quieras y que sigues porque quieres aplicarlo en tu vida]

Siempre intentando mejorar nuestra vida o sacarle todo el potencial, que es algo bueno pero... ¿aplicamos lo que leemos a nuestra vida? ¿O las estupendas ideas que leemos se quedan en agua de borrajas o cogiendo polvo colgadas en tableros de Pinterest? 

Leemos, consumimos, devoramos, sabemos mil y un trucos y cosas que tenemos que aplicar a nuestra vida pero a la hora de la verdad, estas lecturas no cambian nuestra vida. La dejan igual, esperando sentadita mientras nosotras "aprendemos a vivirla", nos estudiamos la teoría... que nunca o casi nunca llevamos a la práctica.

Me dan gracia los posts sobre productividad y gestión del tiempo que leemos (me incluyo) mientras algo que realmente es necesario que hagamos se queda sin hacer.

Es obvio que la información es poder, que las lecturas son capaces de mejorarnos la vida. Pero entonces ¿por qué leer blogs o cosas en Internet no nos cambian la realidad tanto como sería esperable de personas que consumen mucha información?

Creo haber llegado a una respuesta que, al menos a mí, me explica bastantes cosas. Y lo estoy viendo ahora que un libro normal y corriente está provocando más cambios en mí que años de leer en Internet.

Las buenas lecturas, las que cambian la vida, son lentas. Son lentas y sin distracciones, cosa que Internet no propicia en absoluto. Son textos que su autor ha tejido cuidadosa y lentamente durante días, ordenando y dando forma a todas sus ideas y plasmándolas de la manera que mejor ha considerado para que nos llegue su mensaje. Son ideas cocinadas a fuego lento y muy desarrolladas a lo largo de varias páginas, lo que nos permite meternos de lleno en la lectura, transportarnos por ella siguiendo una secuencia lógica, encajar piezas y atar cabos en nuestra cabeza progresivamente hasta hacernos entender -ese click!-. 

Las lecturas que calan, que transforman, no son la pizza que metemos al microondas para tener algo rápido que comer en 5 minutos, no. No están producidas con la inmediatez que el mundo de Internet idolatra, son un guiso lento y casero. 

Como las grandes novelas. Esas que llevan hojas y hojas de borradores, tachones, reorganizaciones, correcciones detrás de lo que vemos. Esas que son inolvidables. 

Lecturas en las que no se han recortado las ideas en X caracteres sino que se ha permitido desarrollarlas todo lo que éstas pedían y necesitaban. Porque así es como una idea llega con toda su fuerza, si detrás lleva un razonamiento coherente y bien enlazado que el lector hace por sí mismo mientras va leyendo. 

Y cuando una lectura te cala de verdad, tomas apuntes y materializas un plan para llevar a cabo los cambios. No cierras la X roja de la pantalla y a otra cosa. Estás tan convencida que planificas el cambio y cuándo y cómo lo vas a empezar. Acción es lo que sigue.

OJO: No digo que los blogs no puedan cambiar vidas, ni otros artículos de Internet. Digo que este mundo no propicia el desarrollo de las ideas como creo que es necesario, ni la lentitud en la lectura, ni la reflexión posterior, ni la acción que marca la diferencia

Por supuesto, si somos bloggers, está en nuestras manos currárnoslo para llegar ahí donde casi nadie llega. Para traspasar la pantalla y llegar a las vidas de nuestros lectores.

Yo, por el momento, me quedo con las lecturas offline, las fabricadas lentamente, las que puedo disfrutar sin ruido de ningún tipo, las que me están cambiando.

lunes, 13 de julio de 2015

MIS 10 APRENDIZAJES EN EL TIEMPO QUE LLEVO DANDO CLASES


Desde hace algún tiempo me dedico a dar clases particulares. En los 3 últimos años, primero cuando vivía en la ciudad y luego cuando volví al pueblo, he dado de manera intermitente y luego ya de seguido, clases de Lengua e Inglés a alumnos de Primaria, ESO o Bachillerato.

Empecé como una novata total. Sí que es verdad que siempre he tenido bastante capacidad didáctica y me han felicitado por explicar las cosas de manera muy clara pero, aparte de a mis hermanas y a alguna amiga de vez en cuando, nunca hasta hace dos años había dado clases oficialmente.

En las prácticas del máster de Secundaria, hace dos años, me enfrenté por primera a vez a una clase, un 2º de ESO enterito para mí, para que en 20 días les explicara la unidad de Sintaxis. La verdad es que me defendí bastante bien y me gustó la experiencia, y mi tutora me puso un sobresaliente al final. Eso me animó un poco a dedicarme a ello.

Desde entonces, como digo, he ido dando clases particulares hasta llegar a ponerme más en serio.

Durante este tiempo he empezado a aprender algunas cosas, esas realmente valiosas, esas que no da la teoría (y menos el Máster de Profesorado por la UNED que es el que conozco y he sufrido) y aquí las comparto con vosotros.


1. Es básica la planificación inicial del proceso didáctico

Antes de nada, es básico conocer cuáles son las carencias y necesidades del alumno. En qué vamos a tener que intervenir, en qué áreas tenemos que conseguir mejoras, dónde tiene más dificultad y qué resultados espera. Vamos, conocer muy bien la situación inicial antes de ponerte a dar clases sin ton ni son. 

Después debemos trazar El Plan para dirigirnos hacia el objetivo perseguido. Siempre teniendo en cuenta desde dónde partimos y dónde tendremos que detenernos más para poder avanzar con seguridad. 

Así que va de lujo el primer día hacernos un guión de lo que queremos trabajar en cada sesión, un guión coherente y progresivo. Eso sí, este guión debe ser flexible para poder ajustarlo sobre la marcha según vayamos viendo, cada alumno es un mundo y nunca sabemos qué imprevistos surgirán en el camino, así que en función de esto iremos reajustando el plan inicial. Pero siempre sin perder de vista la meta y siempre avanzando de manera coherente y tratando de que queden bien asentados los conocimientos antes de dejarlos atrás.

Este guión nos servirá además para facilitarnos la preparación de clases. Cada día sabremos más o menos lo que toca preparar para el siguiente.


2. La importancia de la motivación

Los alumnos vienen a clase de repaso normalmente porque les ha quedado la asignatura o van muy justitos. Casi siempre la asignatura les aburre, les parece un rollazo. No entienden para qué les puede servir en la vida o ni siquiera se lo han planteado, que suele ser lo más frecuente. La estudian porque es lo que toca y punto.

Por eso me gusta dedicar la primera sesión a hacerles reflexionar sobre lo que esa asignatura les aporta personal y profesionalmente. Programar un tiempo para que piensen por ellos mismos es totalmente necesario, porque a lo largo del día viven entre distracciones aquí y allá. Hay que obligar a la cabeza a pensar y hay que aislar un rato para ello. 

A mí me gusta hacer una lluvia de ideas en la pizarra, entre los dos (yo le ayudo) y que luego la pasen a un folio de forma creativa y artística. Me gusta que el primer día se vayan de mi clase con un puñado de respuestas y motivaciones tangibles, que se pueden colgar en la pared de su cuarto para recordar que no están estudiando esto y esforzándose para nada.



3. Variar las actividades

Una clase de una hora haciendo todo el rato el mismo tipo de ejercicios se hace realmente pesada. 

Me he dado cuenta de la importancia de introducir cambios de ritmo para que no se duerman. Esto se consigue variando la forma de explicar la teoría y variando el tipo de actividades prácticas propuestas.

Por ejemplo, pasar de una actividad de rellenar huecos a un juego interactivo en el ordenador, luego a una actividad de redactar y después ver un vídeo. El cerebro no mantiene la atención mucho tiempo haciendo algo monótono.

A bored teenage boy in class. Photograph by Alfred Eisenstaedt. Oklahoma City, Oklahoma, USA, December 1948.
Foto de Alfred Eisenstaedt. Oklahoma, USA, Diciembre 1948.


4. Asegurar conocimientos antes de avanzar

Yo no puedo explicar Sintaxis si mi alumno no sabe las clases de palabras y los verbos.  Sin ellos sabidos y bien sabidos, no podremos avanzar. Igual que no podemos correr sin saber andar. El alumno se hará un lío tremendo en su cabeza si empezamos a complicar un poco más las cosas porque no tendrá la base. Asentar la base es esencial.

Yo después de explicar algo básico e importante, le pongo al alumno un control. De este modo le "fuerzo" a ponerse en casa a repasar, porque el trabajo individual es básico para asentar conocimientos. Y si el control le sale mal, se lo repito. Las veces que haga falta hasta que saque un notable o sobresaliente. Entonces podremos seguir. 



5. Empezar de cero

Muy relacionado con el punto anterior, la mayoría de alumnos que se atascan en clase es porque se han perdido en algún punto cuando les explicaban la base. 

Muchas veces los padres o ellos mismos esperan aprobar el próximo examen que tienen en 2 semanas, así que a los profes particulares nos toca apagar fuegos, esto es, conseguir que salven el examen. Pero eso no significa que el alumno se haya puesto al día, puesto que sigue sin saber y entender la base. 

Por eso lo ideal es empezar de cero. No siempre se puede hacer porque se recurre a las clases particulares tarde y para salvar el curso, pero si tenemos la opción de trabajar con ellos durante un periodo largo de tiempo, empezar de cero es asegurarnos de que ese alumno va aclarando y reorganizando su cabeza, por lo que pronto conseguirá encajar las piezas y entender lo que venga después. Eso es enseñanza y aprendizaje de verdad.

Empezar de cero sin vergüenzas de que esa lección sea de 1º de Primaria para un adolescente de 1ºESO. Si no la sabe, tendrá que aprenderla, y sólo cuando lo haga notará progresos.


6. Interacción con los padres

Sobre todo en los casos de los niños más pequeños. Son los padres los que pagan, por tanto son ellos a quienes tenemos que demostrar resultados.

Tal vez tú estás desviviéndote porque tu alumno aprenda, pero él nunca hace los deberes que le propones o suspende los controles que le pones por no dedicar un ratito en casa. En un principio debes plantearte tu parte de responsabilidad en ello: quizá no lo estás motivando o alentando lo suficiente, quizá necesitas insistir más con él en el tema de la motivación. 

Pero los padres deben saber que te estás preocupando, que no estás pasando del tema. Por eso va bien:
  • Hacer que firmen los controles de su hijo, para asegurarte de que están informados de sus resultados
  • Tener su correo electrónico y enviarles a ellos también los deberes que le envías por mail al alumno.
  • Mandarles algún email (sin abusar) sobre el progreso de su hijo.
  • Lo ideal: poder hablar con ellos cara a cara de vez en cuando.

Yo esto lo hago, siempre sin abusar, con los alumnos más pequeños. Con los más mayores entiendo que tienen madurez suficiente como para valorar ellos mismos si están aprovechando sus clases y hablar con ellos directamente si veo algún problema.



7. Ofrece un plus: dales material útil

Suelo preparar yo misma hojas de teoría para mis alumnos. Me gusta que sean breves y muy claritas, nada de rollazos teóricos, con esquemas y muy visuales. Tipo "ficha" para reconocer la teoría necesaria de un vistazo y poder tenerla a mano mientras hacen los ejercicios. 

Se la suelo mandar por email, para que se la puedan guardar en su ordenador e imprimir. Otras veces se la doy impresa. Me gusta que estas fotocopias sean muy útiles para ellos y quieran guardarlas para usar cuando necesiten, y es un plus que no me cuesta nada añadir (una vez que he preparado una fotocopia, ya la tengo para siempre).

De esta manera ellos también se llevan algo más que conservarán después de tus clases.


New Trier High School, Illinois, United States, 1950, photograph by Alfred Eisenstaedt.
Foto de Alfred Eisenstaedt. New Trier High School, Illinois, United States, 1950.



8. Usa los medios digitales

Prácticamente todos mis alumnos son nativos digitales o casi. Su cerebro está hecho a leer e integrar información de las pantallas. Hay ejercicios y juegos muy buenos para hacer online y que realmente propician el aprendizaje.

Además con muchos de ellos me comunico por Whatsapp. Para ver cuándo quedamos, para que me pregunten dudas o me manden fotos de ejercicios que no saben si han hecho bien. Es un lujo la inmediatez y facilidad de comunicación por aquí, además hablar el mismo idioma que ellos les pone las cosas fáciles.

También les mando por email los deberes, que siempre intento que sean pocos. Ya tienen bastante con lo que tienen, ya haremos ejercicios en mi hora. Eso sí, si me piden de manera voluntaria para practicar, les facilito ejercicios y recursos siempre.


9. Habla en humano

Creo que me explico bien porque hablo normal. Como ellos. Porque no voy de catedrática universitaria pedante utilizando expresiones rebuscadas para demostrar mi erudición y alimentar mi ego, sino que busco que aprendan. Siempre me han dado rabia ese tipo de profesores petardos, porque los he tenido, y bastantes (ejem UNED ejem)

Si les puedo explicar algo con caramelos, peras o manzanas, lo hago. 

Creo que muchas veces la teoría no es complicada sino que nosotros, al explicarla, la complicamos.



10. Planteárselo como una segunda oportunidad

Que sepan que vas a empezar de cero si hace falta, les anima a prestar atención desde el principio para no perderse nada, a aprovechar la oportunidad de que les vuelvan a explicar algo que años atrás no apreciaron o no entendieron. Tienen ante ellos la oportunidad de empezar de nuevo, y eso siempre hace ilusión y motiva a tomárselo en serio.

**

Espero que os hayan servido estas ideas si os dedicáis a dar clases o cursos o formación de cualquier tipo. Y a los que no, espero que os hayan inspirado, o que hayáis visto reflejado a vuestro yo estudiante en alguno de los puntos. 

¿Os parecen ideas útiles para poner en práctica? ¿Me contáis alguna más?

martes, 7 de julio de 2015

4 BLOGS DIFERENTES QUE RECOMIENDO

Heyy!! Ya estoy otra vez por aquí. 

A puntísimo de desaparecer convertida en un charquito de mí misma con este calor insoportable pero feliz porque el verano me gusta y sí, soporto mucho mejor el calor que el frío. No me quiero ni imaginar cómo estaréis las personas invernales!!

Hoy os traigo 4 blogs que leo desde hace un tiempo (algunos desde hace más, otros muy recientes) que considero que aportan algo diferente a lo que suelo leer, a lo que estoy harta de ver en la blogosfera en la que me muevo y que pronto me va a salir por las orejas. 

No sé, me incluyo quizá, pero veo una tendencia a uniformarnos entre nosotras respecto a nuestros blogs, la temática, la estética, el mensaje y ¿conocéis esa frase del sapientísimo refranero español que dice "lo poco gusta y lo mucho cansa", no? Pues eso. Y me incluyo, por supuesto.

Así que a veces se me hace totalmente necesario encontrar aire fresco (y no sólo porque estemos en julio en medio de una ola de calor), cosas auténticas, que se salgan un poco de las tendencias predominantes y que me ofrezcan otras cosas y me aporten otras sensaciones. 

Voy con los 4 blogs que, de los que están en mi feed, son a los que recurro en estos casos:

Naturalízate

En realidad no es un blog, sino una página de Facebook de Miguel Calderón, de creación muy reciente. Es genial seguirla porque aporta un montón de información fiable y rigurosa sobre vida natural y saludable, alimentación e higiene ecológica, etc. Ya estás tardando! 

Leonie Dawson

Esta australiana es un huracán de creatividad y autenticidad. Aunque habla de lo mismo que todas (es un decir, habla de lo mismo que mucha gente actualmente ya que el tema está en auge: emprendimiento lifestyle, coaching emocional y espiritual), el toque que le pone a cada cosa que hace es muy, muy personal. Hippie-flowerpower a más no poder, espiritual y caóticamente creativa. Muy ella, muy auténtica (te cuelga fotos en Facebook toda despeinada y con sus peores caras), muy Leonie. No te puedes perder su último post sobre los trolls y enfrentarse a las críticas cuando te expones online. Ni sus ilustraciones.

10409770_902970993098759_4250781950031886716_n
Imagen - Leonie Dawson



Tara Bliss

Otra australiana y gurú/coach espiritual. Es guapísima y me vestiría como ella siempre. Me parece diferente porque trata temas que no están trillados. Combina los posts con vídeos y transmite tanta calma y serenidad que te sientes mejor después de leerla, siempre. Además ¿no es preciosa su web? No dejes de ver el vídeo promocional de su libro, High.

the only person stopping you is you
Imagen - Tara Bliss

It's not the clothes, it's the class

Y este es un blog de moda de la vasca Nerea Ramos, a quien sigo en Instagram (@amoryotrosdesastres), a través de donde conocí su blog. Me gusta mucho la humildad, sencillez y naturalidad que transmite cuando escribe, parece que a veces las fashion bloggers son un poquito vanidosas pero ella no, se nota que postea para inspirarnos a las demás y ayudarnos. Ella es súper dulce y bonita, los títulos de sus posts son siempre frases relacionadas con la moda que hacen pensar y su estilo me parece auténtico, con un aire vintage, rockero y otras veces más boho, muy llevable por todas. Nunca se olvida de agradecernos por seguirla y su blog es realmente un soplo de aire fresco, ves verdad entre sus líneas e imágenes.

Imagen - It's not the clothes, it's the class



Y vosotras ¿me recomendáis algún blog diferente?

Espero haberos dado ideas refrescantes para este caluroso mes :)

miércoles, 1 de julio de 2015

APPS FAVORITAS

Llevo como 15 días sin publicar ni un post y no me puedo excusar. La verdad es que he tenido muchas cosas en la cabeza y poca inspiración para pensar en algo interesante que contaros, pero lo que tengo claro con Habitación Lavanda es que nunca nunca dejaré pasar más de 15 días sin publicar. No, porque quiero ofreceros constancia y no porque escribir aquí es un ratito que disfruto mucho y al que no voy a renunciar.

Hoy os voy a hablar de algunas de mis apps favoritas actualmente. Espero que os entren ganas de probarlas si no conocéis alguna y que os faciliten la vida como a mí.



by: Inslee Haynes
Ilustración de Inslee Haynes


Evernote

Es mi bloc de notas digital. Mola un montón porque puedes crear diferentes libretas para diferentes temas, así tienes tu vida organizadita y compartimentada. Yo tengo una libreta personal, otra para el blog, otra para el proyecto emprendedor que quiero poner en marcha, etc. Existe tanto la versión de ordenador como de móvil, así que si la llevas en el móvil tendrás siempre sincronizadas tus libretas y podrás anotar cualquier idea que te pase por la cabeza en cualquier momento. 

Feedly

Es con la que leo blogs. También la tengo en el navegador del ordenador (está en Aplicaciones de Chrome) y en el móvil. Cada día me muestra los titulares de todos los blogs que sigo junto con un pequeño extracto del post. Así estoy al tanto de las actualizaciones, leo sólo los que me interesan y en cualquier parte (normalmente tirada en el sofá) ;)

We heart it

Ésta te muestra imágenes chulas. Es como un Pinterest pero en mi opinión para el móvil va más fluida. Tiene un buscador para que busques por palabra clave (en inglés, eso sí, que salen más resultados) y la uso para buscar inspiración o para descargarme imágenes bonitas para usos varios (fondo de pantalla del móvil, para Instagram o mandar por whatsapp...) Ojo porque se te van horas y horas. Recomendada para ratos perezosos en el sofá.


Snapchat

La uso sobre todo para seguir a gente interesante. Permite publicar fotos y vídeos en "Tu Historia" de lo que vas haciendo durante el día. Personalmente me parecen mucho más interesantes los vídeos porque ves interactuar a las personas que sigues. Últimamente la estoy probando y me he creado una cuenta (lavandablog), puedes seguirme si quieres aunque aviso que estoy en periodo de prueba y no sé si me durará mucho. La peculiaridad es que puedes elegir la duración de las fotos/vídeos, lo normal es que sean cortitos. Y al día siguiente desaparecen. Y también puedes mandárselos por privado a quien tú elijas.


Clean Master

Esta la uso desde hace mucho tiempo pero nunca me la desinstalaré. Me deja limpito limpito el móvil. Te elimina basura, optimiza, te permite eliminar apps o archivos que ya no usas... Es el centro de limpieza de mi móvil y tiene un diseño guay y muy intuitivo. Sí que es verdad que últimamente se ha puesto un poco intrusiva con la publi, pero nada excesivo.


QuickPic

Esta me permite organizar mis fotos por carpetas porque la Galería básica de Android no me dejaba crear carpetas. Así las tengo ordenaditas y clasificadas, lo que me facilita mucho la vida también a la hora de pasarlas al ordenador.

Shape'd

Con ésta puedes poner formas a tus fotos: geométricas, de animales, etc. Lo que más me gusta es que también puedes crear un pequeño texto con estampado del fondo que tú elijas, con las opciones Texto > Recortar. 

Instasize

Además de su conocida función de hacer un resize a las imágenes para poder publicarlas completas en Instagram, tiene muchas otras opciones como poner fondos, filtros, texto y... la que más me gusta, añadir stickers! Reconozco que estoy súper enganchada a añadir cerditos en mis fotos (son muy graciosos) o monstuitos. Jugando con esto y con los textos puedes crear imágenes muy graciosas y personalizadas para mandar por whatsapp y hacer reír a algún amigo. 



TweetDeck

Ésta me sirve para programar los tweets en la cuenta del blog cuando he escrito un post y necesito difundirlo a lo largo del día. Yo uso la versión de ordenador pero para móvil he visto que hay una similar, TweetCaster. 




Bueeeeno, espero haberos dado a conocer alguna y porfi porfi, recomendadme otras a mí en los comentarios!!!

miércoles, 17 de junio de 2015

A P. y T.

shoot in multi color option with best #camera. http://www.panasonic.com/in/consumer/cameras-camcoders/camera/dmc-sz7.html



Valora la vida. 

Valora el sol en tu cara cuando sales a hacer recados o el aire en las mejillas refrescándote las ideas cuando sales a airearte al balcón. Las vistas de tu pueblo desde lo alto. Las sábanas fresquitas envolviéndote o la comodidad de tu cojín favorito. El placer dulce y reconfortante de reencontrarte con tus peluches, que tenías relegados a bolsas de plástico. La calma de un colacao caliente en una mañana fría o de una infusión de hierbas en una noche dura. La paz de oír poesía por un futuro mejor. Las vibraciones de verano en una terraza recién estrenada y Beyoncé marcando el pulso en la pantalla grande. Las conversaciones con personas que te entienden y te renuevan. La experiencia de cambiar la rutina de todas las tardes por acudir a hacer recados a un sitio nuevo y enorme con dependientes majísimos. La cotidianidad del supermercado y sus cientos de productos variados. El mundo absorbente de tu serie favorita y la espera ansiosa del episodio semanal para perderte por un rato en su laberinto. La ternura y compañía infinitas de tu conejita. Las cenas y Trivial con amigas de alma enorme y brillante. 

Valora cada nuevo día, cada posibilidad de construir un futuro humano y habitable, cada oportunidad de expandir en el mundo lo que te late por dentro, de espolvorear energía buena en cada paso como si fueras Campanilla dejando una estela de brillantina tras sus diminutos pies de bailarina.

Aprieta con fuerza las manos de tus amigas. Siente fluir el cariño que traspasa malentendidos y diferencias, que va directo de alma a alma, sin filtros. Míralas a los ojos más allá del ego y del orgullo y sin palabras entre medio intuye lo que de verdad importa, lo que al final del día y en los malos días queda y te mantiene en pie. 

A él, refúgiate en su cuello y dile que le quieres. No te permitas que a alguien le quede la duda. Respira fuerte su olor y hazlo parte tuya. Saborea cada café con leche que os toméis juntos con M-Clan sonando de fondo y duerme segura y tranquila con su camiseta vieja y enorme. Celebra cada aprobado en clase y cada avance en el gimnasio, y oye el Chiringuito de fondo con él en el sofá mientras miras el móvil o te quedas dormida.

Valóralo todo. Exprímelo. Encuentra el punto mágico de las cosas. Busca la dedicación en la cual fluyes, flotas y te orgasmas como cuando ella toca el clarinete o ella hace felices a niños. Aporta todo lo que haya en ti. Devuélvele a la naturaleza lo que te regala cada día, fluye con sus ritmos, acepta y planta semilla en tierra fértil para que siempre crezcan árboles, frutas y flores, para que siempre crezca vida.



A P. y T., por todo lo que me han aportado y enseñado. Por haber plantado y seguir plantando en mí semillas de vida.

martes, 16 de junio de 2015

PONTE A PUNTO PARA EL VERANO



refreshing, cut a giant sphere in half and make it look like melon from a garden centre market




Sin más rodeos, hoy te dejo una recopilación de posts que te pueden ser útiles si estás poniéndote a punto para el verano:

  • Aquí una recopilación de tiendas de ropa-calzado-complementos online bonitas, de precios muy asequibles y sobre todo originales y diferentes, para esa compra grande que todas hacemos por estas fechas (sí, reconócelo!) 


  • Aquí mi último pedido de cosmética eco. Ideas para ese pedido de cosmética e higiene que sabes que tienes que hacer cuanto antes.

  • Aquí una lectura para tus ratos de tumbona al sol o de siesteo en el sofá, para sumergirte en vidas apasionantes en tus ratos de relax.

  • Aquí 2 mascarillas faciales caseras para exfoliar e hidratar la cara y dejarla bien bonica y luminosa.

  • Aquí 6 pelis para ratos vagos.

  • Aquí mi serie más favorita del mundo, por si buscas engancharte obsesivamente a alguna.


EmoticonoAquí descárgate la "Lista de ingredientes a evitar en cosmética", imprímela y tenla bien cerquita para analizar todos los cosméticos y productos de higiene que compres este verano y asegurarte de que no son malos para ti http://goo.gl/GrpHB
  • Aquí un postre delicioso, fácil y fresquito de Tarta de queso con arándanos.

  • Y si te pintas las uñas en verano (a mí me encanta!!) debes saber esto y qué productos evitar. Parte 1  y Parte 2.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...